¿Qué es una Política?

Es un MARCO que engloba todas las acciones identificadas como necesarias para solucionar una problemática, de manera que respondan a objetivos y prioridades definidos por la institución, y cuyas actividades puedan ser monitoreadas y evaluadas para determinar si cumplen o no esos objetivos.

¿Por qué es necesario contar con una Política de Igualdad de género y no discriminación?

Porque ayuda a promover el respeto del  principio de igualdad y no discriminación entre quienes integran la institución y en la tarea de impartir justicia, para asegurar el acceso efectivo a la misma, a aquellas personas y grupos de personas que se ven en una situación desaventajada por ser mujer, por su identidad de género o por su orientación sexual.

¿A quiénes  se dirige  esta política?

A quienes son parte del Poder Judicial, propiciando espacios de trabajo libres de violencia y  discriminación, para así encaminarse hacia el logro de una igualdad efectiva entre sus integrantes.

A todas las personas usuarias o potencialmente usuarias, por medio de la incorporación de la perspectiva de género en la administración de justicia y, como efecto general, a toda la población, en la medida que generará transformaciones en nuestra comunidad al eliminar o disminuir los roles y estereotipos que crean desigualdades.

¿Cómo se inserta la Política de Igualdad de Género y no discriminación en el Poder Judicial?

La Política está en línea con el Plan Estratégico del Poder Judicial 2015-2020, contribuyendo a mejorar sustancialmente el acceso y la calidad en el servicio de justicia.

En este proceso histórico y participativo, la Corte Suprema de Chile ha aprobado la primera Política de Género y No Discriminación del Poder Judicial de Chile.

Conozcamos más de esta iniciativa

Política Igualdad de Género y No Discriminación del Poder Judicial

La Política propone incorporar la perspectiva de género y derechos humanos en todo el quehacer del Poder Judicial, lo que implica que el servicio que presta la institución en todos sus ámbitos, fases y niveles, tome en consideración la distinta situación que experimentan las personas y los distintos papeles que éstas desempeñan, cualquiera sea su sexo, edad u otra condición, en una sociedad, a efectos de identificar las brechas y no perpetuar, con su accionar, desigualdades y discriminaciones existentes que obstaculizan el acceso efectivo a la justicia. En esta tarea el ejercicio de la actividad jurisdiccional resulta de vital importancia.

Principios Rectores

La Política se sustenta en principios rectores que pretenden otorgar el marco analítico que permitirá reconocer que la incorporación de la perspectiva de género en el quehacer judicial es esencial para la realización de los derechos humanos en el sistema de justicia, en cuanto posibilita asegurar el efectivo acceso a la justicia de toda la población. En atención a ello, la presente Política hace suyos los valores del Plan Estratégico 2015-2020 del Poder Judicial, que aspira a que la institución y todas las personas que la conforman, ejerzan sus funciones de manera independiente, autónoma e imparcial; igualitaria, inclusiva y accesible; proba, transparente, íntegra y socialmente responsable; y cercana, oportuna y efectiva.

Principio de Igualdad

Se refiere al goce y ejercicio efectivo de los derechos humanos de las personas, independiente de su sexo, género identidad de género y/u orientación sexual, y el acceso a los bienes y servicios indispensables para el diseño y ejecución de su proyecto de vida, incluyendo aquellos de carácter judicial. Este principio reconoce la importancia de la adopción de aquellas medidas que resulten apropiadas para garantizar el goce y ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones a todas las personas.

Principio de no discriminación de género

Se refiere a la prohibición de toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo, género, identidad de género y/u orientación sexual, que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil de las personas independientemente de su estado civil o cualquiera otra condición.

Enfoque de género en el acceso a la justicia

Es la incorporación del enfoque de género en todo el quehacer del Poder Judicial, tanto en lo referido a la solución efectiva de los conflictos y el ejercicio de la labor jurisdiccional, como en los servicios de atención de usuarios y usuarias.

No violencia de género

Implica orientar los esfuerzos del Poder Judicial a evitar cualquier acción o conducta, basada en el género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a todas las personas, tanto en el ámbito público como en el privado. Esto, desde una doble dimensión, es decir, velando para que la violencia de género sea erradicada de las relaciones interpersonales entre funcionarios y funcionarias de la institución, y para que el principio sea efectivamente implementado en la tarea de impartir justicia.

Participación e inclusión

Refiere a que la toma de decisiones vinculadas con el diseño, implementación y evaluación de la Política promoverá la incorporación de mecanismos participativos mediante los cuales los funcionarios y funcionarias del Poder Judicial, la sociedad civil y la ciudadanía puedan informarse y manifestar sus inquietudes y necesidades.
  • Principio de Igualdad

    Se refiere al goce y ejercicio efectivo de los derechos humanos de las personas, independiente de su sexo, género identidad de género y/u orientación sexual, y el acceso a los bienes y servicios indispensables para el diseño y ejecución de su proyecto de vida, incluyendo aquellos de carácter judicial. Este principio reconoce la importancia de la adopción de aquellas medidas que resulten apropiadas para garantizar el goce y ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones a todas las personas.
  • Principio de no discriminación de género

    Se refiere a la prohibición de toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo, género, identidad de género y/u orientación sexual, que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil de las personas independientemente de su estado civil o cualquiera otra condición.
  • Enfoque de género en el acceso a la justicia

    Es la incorporación del enfoque de género en todo el quehacer del Poder Judicial, tanto en lo referido a la solución efectiva de los conflictos y el ejercicio de la labor jurisdiccional, como en los servicios de atención de usuarios y usuarias.
  • No violencia de género

    Implica orientar los esfuerzos del Poder Judicial a evitar cualquier acción o conducta, basada en el género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a todas las personas, tanto en el ámbito público como en el privado. Esto, desde una doble dimensión, es decir, velando para que la violencia de género sea erradicada de las relaciones interpersonales entre funcionarios y funcionarias de la institución, y para que el principio sea efectivamente implementado en la tarea de impartir justicia.
  • Participación e inclusión

    Refiere a que la toma de decisiones vinculadas con el diseño, implementación y evaluación de la Política promoverá la incorporación de mecanismos participativos mediante los cuales los funcionarios y funcionarias del Poder Judicial, la sociedad civil y la ciudadanía puedan informarse y manifestar sus inquietudes y necesidades.

Ejes estratégicos

Estos ejes estratégicos contienen las líneas orientadoras de la acción para lograr la incorporación de los principios y objetivos de la Política en todo el quehacer del Poder Judicial, así como en todas aquellas actividades vinculadas con la administración de justicia.

No discriminación de género

Eliminar las barreras por motivos de sexo, género, identidad de género u orientación sexual en el Poder Judicial que distinguen, excluyen o restringen el adecuado goce y ejercicio de los derechos humanos, a los integrantes y a los usuarios y usuarias de nuestra institución.

Dimensiones prioritarias

  • Cultura organizacional

    Institucionalización de la perspectiva de género en la cultura organizacional a fin de incorporarla progresivamente en todos los ámbitos de trabajo del Poder Judicial
    • Promover una cultura institucional de respeto a las personas, con el fin de generar ambientes laborales libres de estereotipos, discriminación y violencia y propiciar un servicio de justicia igualitario y sin discriminación.
    • Promover la participación e inclusión de todos los integrantes del Poder Judicial en todas las fases de implementación, monitoreo y evaluación de los objetivos y lineamientos de la Política de Género.
    • Propiciar una formulación con enfoque de género y derechos humanos de las normas que rigen el marco normativo interno del Poder Judicial.
    • Promover la incorporación de las acciones derivadas del cumplimiento de esta Política, en los planes estratégicos y operativos, en los programas presupuestarios, metas de gestión, entre otros, de todo el Poder Judicial, así como en los programas anuales de cada una de las unidades judiciales, direcciones y departamentos de la Corporación Administrativa y del Poder Judicial.
  • Desarrollo de la vida personal

    Conciliación de las obligaciones laborales de los integrantes del Poder Judicial con el desarrollo de la vida personal, familiar y social
    • Promover el establecimiento de un enfoque de género y el respeto, garantía y promoción de los derechos humanos, en la administración de los recursos humanos del Poder Judicial, a fin de evitar sesgos y brechas discriminatorias, especialmente en políticas y procedimientos en materias de movilidad, administración de personal, capacitación, desarrollo y salud ocupacional, entre otros.
    • Propiciar políticas que permitan a los integrantes del Poder Judicial disfrutar de una adecuada calidad de vida, por ejemplo, a través de incentivar el uso eficiente del tiempo y el respeto al horario de salida; evaluar y promover estrategias de flexibilidad horaria que permitan a hombres y mujeres conciliar la vida laboral con la vida personal; promover la corresponsabilidad en el ejercicio de la parentalidad, entre otros.
    • Implementar acciones vinculadas al clima laboral que promuevan el autocuidado y propendan a eliminar la discriminación.
  • Reclutamiento y selección

    Perspectiva de género y no discriminación en los procedimientos de reclutamiento y selección de cargos para acceder y/o ascender en el Poder Judicial
    • Promover el establecimiento de un proceso de reclutamiento y selección que garantice la igualdad de resultados para hombres y mujeres en el ingreso a cargos del Poder Judicial, así como en la movilidad al interior de la institución, de manera de erradicar los estereotipos, sesgos y brechas de género en todas las etapas del procedimiento.
    • Evaluar las etapas del procedimiento de reclutamiento y selección, incluyendo la de construcción de los perfiles de cargo, el desarrollo del proceso de entrevistas individuales y grupales, la elección final a cargo de la autoridad correspondiente, entre otros, a fin de analizar la existencia de estereotipos, sesgos y brechas de género.
    • Propiciar la implementación de las medidas especiales de carácter temporal o permanente, en los procedimientos de reclutamiento y selección, que permitan superar los sesgos y las brechas de género detectadas, que dificulten la movilidad y/o ascenso en la carrera judicial.

Enfoque de género en el acceso a la justicia

Transversalizar la perspectiva de género en todo el quehacer del Poder Judicial, con especial énfasis en la atención de usuarios/as y en el ejercicio de la labor jurisdiccional, con el propósito de garantizar el efectivo acceso a la justicia.

Dimensiones prioritarias

  • Atención de usuarias/os

    Perspectiva de género en la atención y comunicación con los usuarios y usuarias
    • Promover el uso de lenguaje inclusivo en todos los aspectos relacionados con la atención de usuarios y usuarias, considerando especialmente señalética, folletos informativos, instrucciones, documentos jurídicos (incluyendo las sentencias), entre otros.
    • Implementar protocolos y procedimientos que fomenten la incorporación de la perspectiva de género y el respeto, garantía y promoción de los derechos humanos en la atención de usuarios y usuarias, con particular énfasis en personas o grupos que se encuentren en cualquier condición que por su combinación con el género pueda significar la vulneración, abuso o amenaza en el ejercicio de sus derechos.
    • Realizar acciones de difusión del derecho a no ser discriminado, especialmente en razón del género u orientación sexual, a través de herramientas digitales, gráficas, auditivas, entre otros.
  • Administración de justicia

    Perspectiva de género en el ejercicio de la administración de justicia.
    • Promover la incorporación de la perspectiva de género en la administración de justicia, con el objeto de permitir a juzgadores y juzgadoras detectar las condiciones que pueden perpetuar violaciones a los derechos humanos de las personas en razón de su género y de cualquier otra condición de vulnerabilidad, que impidan u obstaculicen su acceso a la justicia.
    • Desarrollar y poner a disposición de magistrados y magistradas herramientas teóricas y prácticas para incorporar el enfoque de género y derechos humanos en la administración de justicia, por ejemplo a través de la creación de bases documentales y jurisprudenciales especializadas en temas de género y derechos humanos; compendios de tratados internacionales de derechos humanos en formatos impresos y digitales, entre otros.
    • Crear y difundir protocolos, compendios o cuadernos de buenas prácticas, que incorporen criterios para abordar el conocimiento de los casos, que permitan desarrollar el análisis de contexto necesario para visibilizar los estereotipos y las referidas desigualdades de género y discriminación y justificar la interpretación y aplicación diferenciada del derecho que corresponda.

No violencia de género

Erradicar del quehacer del Poder Judicial, todas las acciones o conductas, basadas en el género, que causen muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a todas las personas, tanto en el ámbito público como en el privado, en particular aquellas que impliquen acoso sexual y laboral por motivos de género.

Dimensiones prioritarias

  • Espacio laboral

    Violencia de género en el espacio laboral
    • Crear e implementar protocolos y procedimientos de convivencia sin violencia al interior de la institución, que consideren un trato digno entre sus integrantes y el establecimiento de un decálogo específico de conductas no admitidas en el espacio de trabajo, entre las que pueden encontrarse aquellas que sean constitutivas de acoso sexual y/o laboral por motivos de género.
    • Diseñar, implementar, monitorear y evaluar, un procedimiento para la recepción de denuncias sobre acoso sexual, que considere una efectiva protección y apoyo a los y las denunciantes, un mecanismo de investigación que asegure imparcialidad, oportunidad y respeto al debido proceso, que sea conducido por funcionarios y funcionarias capacitados en la temática, y en el que se especifiquen sanciones y medidas de reparación adecuadas para la víctima.
    • Diseñar y ejecutar campañas educativas de prevención e información sobre acoso sexual y/o laboral por motivos de género a fin de dar visibilidad a estas temáticas, difundir los mecanismos y herramientas ofrecidos por la institución para enfrentar estas situaciones y manifestar la preocupación del Poder Judicial de Chile en materia de violencia en el espacio laboral.
  • Violencia de género

    Violencia de género
    • Promover la implementación de estrategias y mecanismos de registro y recolección de información en los sistemas informáticos de administración de causas del Poder Judicial, con perspectiva de género y derechos humanos, a objeto de contar con datos y estadísticas que permitan visibilizar el comportamiento del sistema judicial en relación a fenómenos como la violencia contra la mujer y la violencia y discriminación por orientación sexual y/o identidad de género, entre otros y adoptar las decisiones que correspondan, así como poner los datos a disposición de quienes tienen la iniciativa legislativa para determinar el curso de las políticas públicas en la materia.
    • Crear e implementar protocolos de actuación específicos del Poder Judicial para brindar una adecuada atención a las víctimas de violencia de género, particularmente mujeres, niños y niñas y la comunidad LGBTI.

Capacitación

Constituye un eje transversal cuyo objetivo es el de contribuir a la difusión, sensibilización y socialización de las temáticas de igualdad y no discriminación y de inclusión de la perspectiva de género, entre todos los integrantes del Poder Judicial con el fin de garantizar el acceso efectivo a la justicia.

Dimensiones prioritarias

  • Sensibilización y sociablización

    Acciones para desarrollar la difusión, sensibilización y socialización de la igualdad de género y no discriminación entre todos los integrantes del Poder Judicial
    • Desarrollar e implementar programas de difusión, sensibilización y socialización de todos los integrantes del Poder Judicial, en materia de igualdad de género, no discriminación y derechos humanos.
    • Desarrollar y suscribir convenios de cooperación con universidades, centros de estudio, organizaciones de la sociedad civil, asociaciones gremiales, otras instituciones, públicas o privadas, y organismos especializados, nacionales e internacionales, a efectos de ofrecer posibilidades de especialización en materias de género, no discriminación y derechos humanos a todos los integrantes del Poder Judicial.
    • Promover el fortalecimiento y la ampliación progresiva de los contenidos y cursos en materia de igualdad de género y derechos humanos en la oferta programática de la Academia Judicial.
  • Contenido

    Contenidos y alcances de la capacitación
    • Promover el fortalecimiento y ampliación de cursos y talleres de especialización en materia de Derecho Internacional de los DDHH, convencionalidad y aplicación de la normativa internacional en el derecho interno, para todos los integrantes del Poder Judicial.
    • Desarrollar estrategias para abordar contenidos específicos en materia de violencia de género, considerando en especial la violencia en el espacio laboral, en las temáticas de acoso sexual y acoso laboral y la violencia contra la mujer y sus diferentes manifestaciones y expresiones en la vida social.
    • Incorporar en las estrategias de capacitación que se implementen en cumplimiento de la presente Política, contenidos vinculados a derechos humanos, perspectiva de género, orientación sexual, identidad y expresión de género, y a las principales formas de discriminación que experimentan o pueden experimentar las mujeres y personas LGBTI, así como la superación de los estereotipos que les afectan.
    • Promover la reflexión y análisis sobre la incorporación de la perspectiva de género y derechos humanos en la administración de justicia, fomentando instancias de intercambio entre pares y teniendo en especial consideración la experiencia de otros Poderes Judiciales en la materia y las líneas de trabajo de la Cumbre Judicial Iberoamericana, a través de su Comisión Permanente de Género y Acceso a la Justicia.
  • Comunicación

    Difusión y Comunicación con el medio
    • Desarrollar y mantener información relativa a la incorporación de la perspectiva de género en el Poder Judicial, especialmente respecto de la oferta de capacitación en materia de igualdad de género, no discriminación y derechos humanos, en canales de difusión digitales e impresos de libre acceso, tanto para integrantes del Poder Judicial como para usuarios y usuarias.
    • Promover encuentros, talleres, convenios de cooperación interinstitucionales y actividades similares con instituciones relacionadas con la administración de justicia, a fin de exteriorizar a la comunidad la preocupación del Poder Judicial en el tema de igualdad de género y contribuir a desarrollar conocimiento en materia de incorporación de la perspectiva de género y derechos humanos en la administración de justicia.
    • Promover el intercambio en la temática de incorporar el enfoque de género con los otros actores del sistema de justicia, como el Ministerio Público, la Defensoría Penal Pública, las policías, entre otros, con la finalidad de generar estándares y estrategias que permitan consolidar el principio de igualdad de género y no discriminación, con independencia del rol que cada cual está llamado a desempeñar.
    • Desarrollar campañas comunicacionales focalizadas, tanto al interior del Poder Judicial como hacia los usuarios y usuarias, que visibilicen las temáticas vinculadas con la perspectiva de género, violencia de género, derechos humanos y acceso a la justicia.

Actividades de difusión y acciones en el marco de la Política

Jornada de difusión: Política de Igualdad de Género y No Discriminación y cierre del proyecto Cuaderno de Buenas Prácticas para incorporar la perspectiva de género en las sentencias.

Sensibilización: Temas de Género y Difusión de la Política de Igualdad de Género y No Discriminación, en la Dirección de Estudios de la Corte Suprema

Talleres de sensibilización sobre igualdad y no discriminación, CAPJ Central

Instructivo: Denuncias, procedimientos y sanciones en casos de acoso sexual

Ya disponible, Descargalo!

Cuaderno Buenas Prácticas para incorporar perspectiva género en la administración de Justicia

Conoce más de esta iniciativa

Campaña Acaso es Acoso del Poder Judicial

Esta iniciativa busca informar, visibilizar y sensibilizar a la organización para que los funcionarios y funcionarias entiendan qué prácticas son consideradas acoso sexual, haciendo un llamado a no permitir la existencia de esta forma de violencia de género en el Poder Judicial.

Ver más